ROSCOS DE VINO

Ya practicamente se nos acaba Noviembre...y hay que ir pensando en las Navidades.


Hoy estreno la temporada Navideña para que os vaya dando tiempo a disfrutar realizando estos platos tan típicos. Ya sabéis que yo en esta época me encargo más de los dulces y del picoteo, pero poco a poco también van delegando en mí para hacer platos principales :), así que alguno caerá por aquí.


Empezamos con unos "Roscos de Vino" muy fáciles de hacer y muy sabrosos. Tengo un amigo que le chiflan y , de hecho, los empecé a hacer porque sabía que iba a tener un experto en la materia a la hora de decirme si estaban bien o necesitaban algo más... y así fue que varié un poco los ingredientes y con esta receta le encantan :).


Son unos detalles muy bonitos que podéis a hacer a amigos y familiares y que van con todo el cariño del mundo. Este año mi amigo también tendrá su remesa ;) y unos cuantos más también jeje.

INGREDIENTES:

  • 300 gr. de harina de fuerza.
  • 300 gr. de harina normal.
  • 30 gr. de sésamo tostado.
  • 240 gr. de azúcar glas ( y algo más para rebozarlos)
  • 250 gr. de manteca de cerdo.
  • 1/2 ct. de canela en polvo.
  • 2 cts de anís.
  • 250 ml. de vino moscatel.

PREPARACIÓN:

1. Precalentamos el horno a 160ºC con calor arriba y abajo.
2. Mezclamos las harinas junto al sésamo y lo esparcemos en una bandeja de horno.
3. Tostamos las harinas y el sésamo unos 25 minutos hasta verlo ligeramente tostado y dando vueltas con una cuchara de madera cada 5 minutos aproximadamente para evitar que se nos queme.
4. Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo.
5. Cuando esté todo frío, vamos mezclando las harinas con la canela y el azúcar glass. Mezclamos bien.
6. Integramos a la mezcla la manteca de cerdo. Amasamos bien.
7. Agregamos el moscatel y el anís. Amasamos hasta conseguir una masa homogénea.
8. Tapamos con papel film y dejamos en la nevera unos 5 minutos que tome algo de forma.
9. Estimamos la masa con ayuda de papel film por abajo y por arriba y un rodillo. Ponemos el grosor que queramos y hacemos la forma del rosco.
10. Horneamos con calor arriba y abajo unos 15 minutos, hasta que estén ligeramente doraditos. Enfriamos sobre unas rejillas.
11. Cuando estén templadas rebozamos en azúcar glass y conservamos en una caja de metal.

Elena.

Comentarios

  1. Son buenísimos si que es cierto, la manteca y el anís les dan ese punto hojaldrado y aromático tan rico y característico de los dulces navideños. En casa nos encantan y te han quedado estupendos.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los has descrito a la perfección 😍, son ideales! 😘

      Eliminar
  2. Nunca los hice Elena, me han encantado y así en bolsita para regalar me parece un detalle monísimo, que bien te han quedado, unos roscos deliciosos de eso no hay duda...Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues son muy fáciles de hacer Esther! si te animas a hacerlo se esté año ya me cuentas ☺️😘😘

      Eliminar
  3. Es el dulce de navidad preferido de mi marido , a mi me gustan también, pero a él le apasionan!! te han quedado estupendos!!

    ResponderEliminar
  4. Que bien que te pasaras por mi blog, asi he podido conocer el tuyo y encontrarme con uno de los dulces navideños que mas me gustan, los tengo echo pero no como los tuyos y si los voy hacer, tomo nota ya y te contare, bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maria José :) Siii cuéntame en cuanto los hagas a ver que te parecen! Besines

      Eliminar
  5. Me encantan los roscos de vino y estos se ven riquísimos. Es mi dulce navideño preferido.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa no éramos mucho de ellos, pero desde que el año pasado los hice, nos han encantado 😃. Besines

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu visita y comentarios, sin vosotros esto no sería lo mismo.

Me hace muy feliz que dediquéis unos minutos. De esta manera, cada día crezco en este mundo con más ilusión. :)

Por falta de tiempo no participo en premios, memes, ni cadenas, pero muchas gracias por pensar en mí.