CROQUETAS DE BACON Y DÁTILES

El día que celebré mi cumpleaños con mis amigos este fue el plato estrella, ¡les encantaron! Así que para la próxima reunión en alguna casa me toca llevarlas y yo encantada :)

Olían de maravilla y estos bocaditos eran perfectos. Nada más verlas querían hincar el diente y en un "pis-pas" se nos acabaron.


Son un bocadito perfecto para una reunión familiar o de amigos y también un aperitivo ideal para estas fiestas, ¡os las quitarán de las manos! ;)


¿Véis qué aspecto de cremositas? y del sabor...uhmmm ya os digo que ¡fabulosas!

INGREDIENTES (Para 25 croquetas):

  • 200 gr. de bacon.
  • 10 dátiles.
  • 3 Cds. de aceite de oliva.
  • 4 Cds. de harina.
  • 560 ml. de leche entera.
  • Pizca de nuez moscada.
  • Sal.

Para rebozar:

  • 2 huevos batidos.
  • Pan rallado.

PREPARACIÓN:

Troceamos el bacon en trocitos pequeños y le quitamos la corteza. Reservamos.

Si los dátiles tienen hueso se lo quitamos y cortamos también trocitos pequeños. Reservamos.

En una olla plana y grande o una sartén echamos el aceite y pochamos el bacon primero un poco y más tarde añadimos los dátiles. Dejamos que se hagan a fuego medio, debe de quedar bien pochado y deshechos los dátiles.

Cuando tengamos todo bien pochamos añadimos la harina y removemos bien. Dejamos tostarse un poco, pero no demasiado que se nos quemará si no.

A continuación, vamos vertiendo la leche poco a poco, a fuego medio todo, y vamos removiendo todo el rato. Haremos este proceso con toda la leche.

Salamos y echamos la nuez moscada. La masa debe quedar espesa.

Una vez hecha la pasamos a un recipiente y colocaremos papel film sobre la masa y dejamos enfriar fuera de la nevera y después la pasaremos al frigorífico.

Yo suelo dejar la masa reposar de un día para otro.

Cuando la masa esté consistente, pasamos a hacer las bolitas o la forma que queráis y a rebozarlas.

Batimos dos huevos en un plato y en otro plato echamos pan rallado.

Con la ayuda de una cuchara cogemos un poco de masa y con las manos hacemos la forma, después pasamos por huevo batido y por pan rallado, así, en este orden, hasta terminar la masa.

Cuando estén todas hechas podemos congelarlas o hacerlas en el momento.

Para hacerlas ponemos abundante aceite en un cazo y calentamos bien, cuando esté bien caliente echamos las croquetas y freímos hasta verlas doradas. Al sacarlas, las escurrimos en papel absorbente y servimos calientes.

Elena.

Comentarios

  1. Que delicia de bocaditos!! los probaré, te han quedado maravillosas y cremosas, calentitas tienen que ser un visto y no visto, no me extraña que se acabaran en un abrir y cerrar de ojos...Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hazlas y verás qué resultado más bueno! He de confesar que en mi grupo de amigos somos muy croqueteros pero tb que salieron en su punto y ese fue el éxito! La bandeja vacía en unos minutos jiji. Besines

      Eliminar
  2. Si el aperitivo de dátiles con bacon nos encanta, cuanto más lo harán estas croquetas. Has tenido una idea genial que hay que poner en práctica enseguida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son un vicio de los buenos 😉. Están brutales! Besines

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu visita y comentarios, sin vosotros esto no sería lo mismo.

Me hace muy feliz que dediquéis unos minutos. De esta manera, cada día crezco en este mundo con más ilusión. :)

Por falta de tiempo no participo en premios, memes, ni cadenas, pero muchas gracias por pensar en mí.