TURRÓN DE CHOCOLATE CON CONGUITOS

Sábado para disfrutar y ya estamos en modo Navideño a tope. Este fin de semana toca ponerse al día con turrones y demás dulces navideños.

Este turrón de chocolate es sencillo de hacer y el toque de los conguitos encantará a los niños y bueno a algún adulto que otro jaja.


Espero que lo probéis y me diréis que os parece! ¿Un trocito? yo engancho uno ya...correr ¡que vuela!

INGREDIENTES (Para 1 tableta):

  • 100 gr. de chocolate negro.
  • 100 gr. chocolate con leche.
  • 30 gr. de manteca de cerdo.
  • 80 gr. de conguitos.
  • 60 gr. de crema de cacao.
  • 60 gr. de arroz inflado chocolateado.

PREPARACIÓN:

Al baño María deshacemos la manteca de cerdo, una vez fundida añadimos el chocolate en trozos con la ayuda de una espátula o cuchara de madera vamos dando vueltas hasta que se deshaga todo por completo.Formamos una crema homogénea. Retiramos del fuego e incorporamos la crema de cacao.

Deshacemos bien y por último, vertemos los conguitos y el arroz inflado.

Lo echamos al molde y dejamos enfrían de un día para otro mejor.

Elena.

Comentarios

  1. Olee qué turroncito bueno ;) Habrá sido todo un éxito.
    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. un pecadito sencillo y que gusta a todos ;) Besines

      Eliminar
  2. Una delicia de turrón sin duda alguna, es de los que comes un pedacín y sin acabarlo ya estás deseando pillar otro.
    Feliz Navidad preciosa mia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un no parara vaya! Jijiji gracias guapa! Igualmente! Felices fiestas 😘

      Eliminar
  3. Pero qué rico por dios! Lo voy a hacer... Mis hijos se van a volver locos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus hijos te harán la ola! Estoy segura! Un abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu visita y comentarios, sin vosotros esto no sería lo mismo.

Me hace muy feliz que dediquéis unos minutos. De esta manera, cada día crezco en este mundo con más ilusión. :)

Por falta de tiempo no participo en premios, memes, ni cadenas, pero muchas gracias por pensar en mí.